El día de la bestia

Ridley Scott es uno de los directores contemporáneos más influyentes. La estética y narrativa de dos de sus obras, Alien, el octavo pasajero (1979) y Blade Runner (1982), han creado escuela y su eco aún retumba con fuerza en obras tan recientes como la estimable Life (Daniel Espinosa, 2017).

Su involucración en las secuelas de ambas películas ha sido desigual. Mientras que la de Blade Runner se ha hecho esperar por circunstancias relativas a cómo afrontar el proyecto, su financiación y, sobre todo, los derechos de la marca, Alien ha desarrollado una fructífera saga de la mano de 20th Century Fox pero sin Scott, sobre todo gracias a la presencia de Sigourney Weaver.

Fox ha querido durante los últimos años volver a trabajar con Scott en Alien, pero con la condición de éste de alejarse de las cintas comerciales donde se le enfrentaba a Predators y similares. Esto significaba un reinicio de la cinta original donde el director podía explorar temas y personajes en una línea de tiempo distinta. El resultado fue Prometheus (2012).

Cartel y fotos de Alien: Covenant con Michael Fassbender

Alien: Covenant - Poster

Alien: Covenant - Cartel

Crítica de Alien: Covenant dirigida por Ridley Scott

Aunque con opiniones controvertidas, Prometheus fue un éxito de taquilla. Scott había conseguido recuperar cierta esencia de Alien, esa capacidad para crear universos y temas inéditos, sin repetir su estereotipo. Su preocupación radica en explicar cómo, por qué y de dónde viene la bestia. El origen de la creación. Dios.

Alien: Covenant viene a ser el capítulo que conecta Alien con Prometheus… pero aún no del todo. Lo que en ella se narra es lo suficientemente complejo y fascinante como para que aquí no lo destrocemos, ya que parte de la gracia de estas películas está en que el espectador hilvane lo que sucede en ellas. Nos centraremos en cómo se cuenta.

Alien: Covenant es un cruce perfecto entre Alien y Prometheus, mezclando la fiereza de la primera con la metafísica de la segunda

Alien: Covenant es un cruce perfecto entre Alien y Prometheus, mezclando la fiereza de la primera con la metafísica de la segunda mientras juega con el espectador y su conocimiento del original. Proporciona excelentes momentos de cine y entretenimiento, especialmente en su primera hora, donde se constata un esfuerzo en el guión de John Logan por retomar las magníficas secuencias iniciales de Alien sin repetirlas estrictamente. Significativo es en este sentido ver la escena eliminada que incluimos en los vídeos de este artículo.

Alien: Covenant responde a las innumerables preguntas abiertas en Prometheus de un modo impecable, dando un espectáculo que va desde la tensión psicológica de la cinta original a la violencia más sangrienta de sus secuelas comerciales. Y abre otras tantas volcando definitivamente su interés en un tema y personaje con tantos enigmas como posibilidades de respuesta, lanzando nuevamente una mirada incierta al futuro de la raza humana. Que es lo que debe hacer cualquier obra de ciencia-ficción que se precie.

Tráiler y vídeos de Alien: Covenant con Michael Fassbender

Valoración
Guión
Dirección
Interpretación
Espectacularidad
Originalidad
Compartir
Crítico y editor en CineCrítico. Adscrito a Online Films Critics Society.

Dejar respuesta

1 × 4 =