Secretos y mentiras

Critica cine - Siempre feliz - cartel posterDesde su aparición en 1983 el Festival de Sundance se ha consagrado como plataforma de referencia del cine independiente, capaz por si sola de poner en circulación cineastas de referencia como Quentin Tarantino o los hermanos Cohen. Siempre Feliz es la película que dicho festival ha premiado en 2011 y con tal garantía se estrena en circuitos comerciales.

La cinta narra el encuentro entre dos parejas que van a convivir en casas contiguas de un pueblo noruego. Una de ellas ya reside allí y la forman una mujer siempre jovial, su taciturno marido y su rubio hijo. La pareja que llega está compuesta por dos profesionales liberales y sofisticados, con un niño adoptado de raza negra.

Las diferencias entre ambas parejas son notables pero en pos de la convivencia se establece una relación cordial. Sin embargo, el simple roce vecinal y los encuentros amables derivan en 4 catarsis que descubre los secretos y mentiras de cada uno de ellos y, por un efecto de mimetismo e identificación, lleva al espectador a evaluar sus propias carencias humanas.

Fotos de ‘Siempre feliz’ con Agnes Kittelsen

Critica cine - Siempre feliz - 1

Como corresponde al premio otorgado en Sundance, se señala esta película como un paradigma de cine independiente: cine con pocos medios que echa mano del talento para su elaboración. Y así es en Siempre Feliz, una historia que en manos poco apropiadas habría dado para poco más que una televisiva comedia de situación (sitcom) de medio pelo, pero que bajo el talento y osadía de la debutante en el largo Anne Sewtisky planea a cierta altura ofreciendo un interesantísimo juego de representaciones que nos hace reír y nos congela la sonrisa por igual.

La inteligente estructura entre veracidad y metanarración (un coro a capella  enmarca cada una de las fases del relato) presenta también a un guionista afilado, Ragnhild Tronvoll, que se atreve incluso a endosarnos otro prisma de representación en el juego de esclavitud entre los hijos de ambas parejas, uno de rasgos arios y el otro negro.

cine con pocos medios que echa mano del talento para su elaboración

Gran parte de la eficacia de este mecanismo con un pie en el drama y otro en la comedia nos llega eficazmente por el buen trabajo de los 4 actores principales, en especial el de la protagonista Agnes Kittelsen que, en su composición de una mujer siempre contenta, incluso en las más dramáticas circunstancias, brilla inusitadamente al componer ese rasgo de bondad entusiasta que en muchas personas hace dudar de su inteligencia.

Brillante debut de todo el equipo técnico manejando material muy limitado cuyas deficiencias se olvidan de inmediato por el interés y la eficacia con que está narrado, lo que recuerda al cine del consagrado Mike Leigh en sus Secretos y Mentiras (1996) y Happy, un cuento sobre la felicidad (2008), obra esta última con la que tiene importantes similitudes. Asimismo, hay quién pueda ver en esta cinta una revisión independiente y nórdica de American Beauty (Sam Mendes, 1999) y no le faltará razón.

Tráiler de ‘Siempre feliz’ dirigida por Anne Sewitsky

[amazon_link asins=’B00A3P0DUE,B007T4FWCG,B007F8JFHO’ template=’ProductCarousel’ store=’cinec0e-21′ marketplace=’ES’ link_id=’fdea8fc6-d742-11e6-b106-45517ec57fe5′]

Valoración
Guión
Dirección
Interpretación
Espectacularidad
Originalidad
Compartir
Crítico y editor en CineCrítico. Adscrito a Online Films Critics Society.

2 Comentarios

Dejar respuesta

3 × 4 =