El bosque de Karadima, pedofilia en la Iglesia Católica

El bosque de Karadima es una película chilena dirigida por el cineasta Matías Lira y trata sobre el espinoso tema de los abusos sexuales perpetuados por miembros de la iglesia católica, los cuales se realizaron con el consentimiento u omisión de sus superiores, y en el seno de la misma institución.

El filme es protagonizado por Luis Gnecco, Benjamín Vicuña, Osvaldo Santoro, Pedro Campos e Ingrid Isensee.

Este drama psicológico está basado en un lamentable hecho real, en el sacerdote Fernando Karadima (encarnado por Luis Gnecco), quien durante casi treinta años abusó física y psicológicamente de un adolescente.

La película se desglosa en una narración en dos tiempos, una parte transcurre en la actualidad cuando la víctima hace público su padecimiento, y la otra en el pasado cuando suceden los hechos.

El bosque de Karadima además de hablar de pedofilia, también hace una denuncia sobre la impunidad que suele esconderse detrás de estos casos. Deja en claro como los pedófilos que pertenecen a la iglesia cuentan con protección eclesiástica, y como es que actúan la cúpula y la ley en estos casos donde se encuentra involucrado un organismo de gran poder.

Sinopsis de El bosque de Karadima

Fernando Karadima, fue párroco y líder de la Iglesia más poderosa de la clase alta chilena durante los años 80 y 2000. Sus buenos actos hicieron que la gente lo considerara un “Santo” en vida.

Thomas, es un adolescente con una vida traumática que esta en busca de su vocación. El encontrará en el sacerdote a lo que cree es su guía espiritual.

Thomy vivirá durante 20 largos años, abusos físicos y psicológicos por parte del cura, hasta que poder hablar y enfrentar el poderío de la iglesia para desenmascarar definitivamente al verdadero Karadima que se esconde bajo la envestidura de un representante de Dios en la Tierra.

Compartir
Redactora en Cinecrítico.

Dejar respuesta

dieciseis + quince =