Un televisor para ver cine en casa

Internet y las cada vez mejores y más abundantes plataformas online (Wuaki, Filmin, Netflix, Filmotech, etc.) hacen que el consumo de cine y series en televisión en casa crezca sin cesar. Y que los televidentes busquen cada vez las mejores opciones de las TV más baratas que les ofrezcan la mejor experiencia de visionado.

A pesar de lo que la mayoría gente piensa, y que en muchas ocasiones encarece innecesariamente los modelos, la resolución no indica la calidad de un televisor. La resolución sólo indica, dependiendo del tamaño, cuánto más cerca podrás sentarte a verla sin tener un efecto de pixelación de la imagen, sin distinguir los píxeles. También es necesario señalar que una TV para ver cine y series de calidad no debe tener los mismos requisitos que una TV para jugar. Lo que vamos a decir a continuación se refiere a conseguir la mejor calidad de imagen para ver cine.

Como sabéis, el cine se disfruta con mayor facilidad con las luces apagadas, ya que los niveles de negro y el contraste son factores críticos para lograr disfrutarlo plenamente. Enfrentarte a las obras maestras de Clint Eastwood Million Dollar Baby o Sin perdón que, por su tema están filmadas con una gran uso de zonas oscuras, puede ser una mala experiencia en un televisor poco preparado o con malas condiciones lumínicas. Lo mismo puede suceder con el tremendo detalle que están alcanzando las últimas películas de animación como El viaje de Arlo o la española Atrapa la bandera.

Del mismo modo, la fidelidad del color y un gamma de 2.4 son condiciones que debes tener en cuenta, ya que son las que garantizan que el cine vas a disfrutarlo tal y cómo el director y el director de fotografía lo diseñaron, o por lo menos, con la mayor fidelidad posible a su idea original. Es imprescindible también que sea compatible con una entrada de vídeo de 24 escenas por segundo, sorprendentemente hay teles que aún no admiten ese refresco debido a que es diferente del de las emisiones de las cadenas de TV.

Un factor importante antes de decidir la compra es el tamaño de la TV. Ésta tiene que venir marcada por la distancia a la que va a verla en tu comedor, salón o habitación. Si esencialmente vas a ver muchas películas en Bluray o plataformas online, con un buen bitrate y resolución, lo más aconsejable es que adquieras una TV acorde a este gráfico:

Una televisión para ver cine en casa

Puedes estar tranquilo porque ya cualquier televisor tiene una resolución mínima de 1080p, lo que te garantiza que aunque veas material en 720p, una reslución habitual en YouTube, por ejemplo, si tiene cierta calidad la podrás ver muy bien. Como dijimos, no te obsesiones con la resolución, sino por su calidad de contraste y que la fuente de vídeo sea de calidad.

No cabe duda que los televisores de 4K son el futuro. Pero aún hay muy poco contenido y el extra de precio que tendrás que pagar es probable que no te merezca la pena la inversión, pero si el presupuesto no es problemano dudes que el futuro es 4K. En caso contrario, apuesta por una resolución 1080p.

Contenido patrocinado.

Compartir
Críticas de cine, cartelera, estrenos de cine, tráilers y rodajes. Las noticias de cine más esperadas y las novedades de la industria cinematográfica con una mirada crítica.

Dejar respuesta

1 + 10 =