Mutaciones

Alex Garland es uno de los cineastas que más expectación ha levantado en los últimos años. Su trayectoria como novelista (La playa, The Tesseract, The Coma) y como guionista de éxito (28 días después, Sunshine, 28 semanas después, Nunca me abandones, Dredd) ya despertó muchas adhesiones. Pero fue el estreno de Ex-Machina, su primer trabajo como director, el que definitivamente lo consagró como uno de los nombres más buscados por los aficionados para consumir sus nuevos proyectos.

Al renombre de Garland hay que sumar además su relación con la plataforma Netflix. Si bien Ex-Machina se estrenó en cines, ha sido en esta plataforma donde ha conseguido una audiencia y adhesión espectacular. Probablemente debido a que el filme reúne unas características muy acordes al segmento de público mayoritario en este medio, que le ha favorecido en los algoritmos de recomendación para aquellos que han visto Westworld, Stranger Things o Black Mirror. Los caminos de la audiencia están cambiando a golpe de fibra óptica y big data.

Aniquilación se ha estrenado esta vez en exclusiva a nivel mundial directamente en Netflix, confirmando lo que se veía venir: que las plataformas online son las nuevas figuras de la distribución cinematográfica a nivel mundial en detrimento de los clásicos estudios o majors.

Cartel y fotos

Aniquilación - Poster

Aniquilación - Cartel

Crítica

Así ha sucedido previamente con títulos como Okja de Bong Joon-Ho o Bright, protagonizada por Will Smith. Y sucederá en breve con la nueva cinta de Martin Scorsese protagonizada nada menos que por Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci, The Irishman. Producciones que hasta hace unos meses eran incontestable destino en las pantallas de cine por su envergadura, protagonistas o director, ahora reciben millones de visionados en apenas unas horas en las plataformas online.

Aniquilación sigue las pautas temáticas que son tan afines a los argumentos de Garland. Ciencia-ficción refinada y adulta con un poso de misterio e intriga alrededor del destino de la raza humana, barrido por el tsunami de la tecnología y sus consecuencias.

En Aniquilación podemos encontrar trazas de toda la obra anterior de Garland, especialmente de La playa, Nunca me abandones y Ex-Machina. Y también de clásicos como Depredador, Alien y la mísmísima Okja, un clásico moderno. Todo ello convenientemente amasado en una fantasía científica que adentra a un equipo de 5 mujeres en el interior de una selva donde se ha producido un fenómeno artificial que hasta ahora militares y gobierno se han visto incapaces de descifrar, con varias bajas humanas incluidas.

Aniquilación tiene el habitual pulso narrativo de Garland, basado en secuencias largas con pausados movimientos de cámara en travelling, imprescindibles para crear el ambiente de misterio y extrañeza de sus narraciones. En esta ocasión, ayudado por la inteligente banda sonora con resonancias cristalinas de Geoff BarrowBen Salisbury, también presentes en Ex-Machina. Y por un muy adecuado uso de la fotografía de Rob Hardy alrededor de la idea de prisma.

‘Aniquilación’ es un producto notable, una historia sugerente con aportaciones al género de la ciencia-ficción basadas en los estereotipos y clásicos.

Sin embargo, en su desarrollo narrativo adolece de cierta falta de encaje en algunos de sus elementos. Probablemente requisitos de producción para adecuarlo al público de Netflix que muestra una empatía especial con ciertos temas. Así, el personaje de la protagonista Natalie Portman resulta poco creíble en su experiencia vital. También se echan en falta referencias a la repercusión del fenómeno en el mundo exterior. Y, sobre todo, cierto desarrollo deshilvanado en el periplo de las mujeres y su forma de descubrir qué sucede, más atento a encajar determinadas escenas de acción, violencia o fantasía que a incorporar un nuevo peldaño en su comprensión. Mención aparte merece el breve pero buen trabajo de la actriz Jennifer Jason Leigh.

No obstante, Aniquilación es un producto notable. Una historia sugerente con aportaciones al género de la ciencia-ficción basadas en los estereotipos y clásicos. Una evolución más en la carrera de un cineasta muy interesante que replica lo ya creado en cada nueva obra para hacerlo renacer diferente. Al igual que Netflix refleja y replica como un prisma el negocio de la distribución cinematográfica en el nuevo ecosistema de Internet. Aniquilación es a la ciencia-ficción lo que Netflix al negocio del cine: una nueva e interesante mutación.

Tráiler

Summary
Review Date
Reviewed Item
Aniquilación (Alex Garland, 2018)
Author Rating
41star1star1star1stargray
Valoración
Guión
Dirección
Interpretación
Originalidad
Espectacularidad
Compartir
Crítico y editor en CineCrítico. Adscrito a Online Films Critics Society.

Dejar respuesta

quince − uno =