RUN HIDE FIGHT (Kyle Rankin, 2020)

Run Hide Fight

Zoe Hull, de 17 años, no está manejando bien el fallecimiento reciente de su madre, ya que a veces habla con ella como si estuviera presente, y está resentida con su padre por su falta de emociones.

Su mejor amigo, Lewis, quiere que su relación se convierta en algo más.

Pero Zoe lo único que quiere es acabar este año de instituto e ir a la universidad para tener un nuevo comienzo.

En lugar de eso, su instituto es atacado por cuatro estudiantes armados que quieren hacer una matanza.

Póster

Run Hide Fight

Crítica

La actriz Jennifer Lawrence se dio a conocer en la estupenda Winter Bones interpretando a una adolescente que debía lidiar, armas mediante, con una banda de criminales. Puede que Run Hide Fight, película en cierto modo similar a aquella incluso en el parecido físico de las protagonistas, suponga el lanzamiento al estrellato de la joven actriz Isabel May en un rol similar de adolescente envuelta en el tiroteo que se produce dentro de su instituto.

Esta cinta escrita y dirigida por Kyle Rankin tiene varias virtudes que la hacen recomendable como cine de cierto suspense y acción, pero la más singular es tratar asuntos delicados (la violencia en la adolescencia, el acoso escolar, los tiroteos universitarios, la búsqueda de atención en las redes sociales, la ausencia de referentes paternos, incluso la creencia en Dios y el libre albedrío…) sin afectación ni doctrina, como un elemento más de composición de la trama.

Violenta y explícita, con varias ideas dignas en el guión y la dirección, sólo podemos celebrar que una película de este tipo exista cumpliendo sin falta con todos los preceptos de nuestro tiempo (personajes multirraciales, física y sexualmente diversos, empoderamiento femenino…) pero sin convertirlo en discurso sino como paisaje natural que no entorpece la estimulante historia que desarrolla, llena de venganza física, rencor violento y redención personal. Todo ello lejos del buenismo idílico que evita cualquier asunto espinoso alrededor de la adolescencia, ya sea como tema a tratar o a la hora de reclamarlos como espectadores.

Cine valiente y sin tapujos que trata el paso a la madurez de los adolescentes como la experiencia traumática que a veces es sin ahorrar momentos desagradables y, sobre todo, asignándoles una saludable asunción de responsabilidades necesarias para configurar su mundo.

Tráiler

https://youtu.be/ZKAZ3VbZFuU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 8 =

Acepto la Política de privacidad