Connect with us
Critica Voyagers

Crítica

Crítica: VOYAGERS (Neil Burger, 2021)

Crítica: VOYAGERS (Neil Burger, 2021)

El mundo es cada vez más inhóspito y la raza humana se enfrenta a la extinción si no puede encontrar un nuevo planeta para su hogar. Este es un punto de partida cada vez más popular para las películas de ciencia ficción dado que las posibilidades son intrigantes y eso es lo que nos plantea este VOYAGERS de Neil Burger sobre un planeta a 86 años de distancia que podría ajustarse completamente a los requisitos. Pero primero hay que comprobarlo.

Esa escala de tiempo dicta algo más que simplemente enviar algunos astronautas al espacio, así que, bajo la dirección del científico benevolente Richard (Colin Farrell), la tripulación está diseñada genéticamente y crece en un lugar aislado, diseñado para simular una estación espacial. Como adultos jóvenes, el grupo altamente capacitado se lanza a su misión, sabiendo que nunca llegarán a su destino… pero sí lo harán sus hijos y nietos. En el camino, descubren que una de sus bebidas diarias ha sido diseñada para hacerlos más dóciles suprimiendo sus deseos y sentimientos naturales de modo que, cuando algunos de ellos deciden dejar de tomarla, desencadena una serie de eventos que amenazan toda la misión.

La premisa es prometedora. Este es un grupo que ha crecido sin influencias externas, entonces, ¿cómo reaccionarían cuando se liberaran de uno de los muchos controles sobre sus vidas?

Lamentablemente, la respuesta es decepcionantemente superficial en una narrativa que se hace eco de títulos como El Señor de las Moscas o Alien (la secuencia del título de apertura es reveladora) pero no coincide con ninguno. En cambio, se nos presenta una película que parece haber sido hecha con una audiencia juvenil en mente, incluso si el tema inherente es definitivamente para un público más adulto. Es como si Burger, quien también escribió el guión, hubiera sido reacio y casi demasiado tímido para llevar la premisa por una ruta más aventurera e interesante, apegándose a una analogía cuasipolítica poco conseguida. Puede que esté trabajando con un elenco joven, pero eso no significa que deba ser la audiencia natural de la película.

Fionn Whitehead, Tye Sheridan y Lily-Rose Depp son el trío en el corazón de la posible acción psicológica, pero sus estilos de actuación casi androides y su entrega plana significan que hay poco para atraer a la audiencia. Incluso Colin Farrell está extrañamente apagado para su habitual nivel interpretativo.

Nole podemos negar a Burger buen ojo para crear imágenes poderosas, creando un interior llamativo para la nave espacial de pasillos interminables y colores fríos a los que los humanos no parecen pertenecer. Puede que no sea del todo original, volviendo a recordar los clásicos de los viajes espaciales anteriores, pero está hecho de forma eficaz, con una fuerte sensación de esterilidad siniestra.

Pero lo que debería ser un viaje hacia lo desconocido pronto nos lleva a lo familiar. Lo que debería ser peligroso es seguro hasta el punto de ser indiferente. Y VOYAGERS no termina siendo una ventura sino un camino algo agotador.

Periodista especializado en cine y deportes. Siempre aprendiz.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + diecisiete =

Acepto la Política de privacidad

Advertisement

Últimos artículos

More in Crítica