Crítica de ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo’ (Cedric Nicolas-Troyan, 2016)

Crítica de 'las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo'

 

Una precuela muy helada

 

La estrategia de las franquicias en el cine norteamericano parece llenar el calendario de las grandes productoras al menos para la próxima década. El notable éxito de taquilla de Blancanieves y la leyenda del cazador (Rupert Sanders, 2012) recaudando casi 500 millones de dólares frente los alrededor de 150 que costó su producción planteó en Universal Pictures la necesidad de alargar su éxito con al menos dos secuelas y varias películas posteriores sobre el personaje de el Cazador, lo que se conoce como spin-off.

Buena parte de responsabilidad de este éxito fue el pulso de Sanders en la dirección y estética que debía tener la película, una apuesta personal para visualizar la famosa historia de un modo adulto y donde tuvieran cabida de las escenas de acción y los efectos especiales. Contar como protagonista con la estrella de la saga Crepúsculo Kristen Stewart fue también, que duda cabe, un factor decisivo.

Sin embargo, nadie pudo prevenir que una circunstancia extracinematográfica entre director y actriz trastocase todos los planes de Universal respecto a su futura franquicia. Una prueba más de que el cine comercial, como gran industria, está sujeto a muchos vaivenes que rara vez tienen que ver con decisiones artísticas. La comentadísima relación entre ambos y quizá también sus pretensiones económicas terminaron por dejarles fuera del proyecto trastocando los planes de Universal, que se veía obligada a adelantar los spin-off sobre el Cazador ante la ausencia de la actriz que encarna a Blancanieves.

Aunque el prestigioso guionista David Koepp y el excelente realizador Frank Darabont fueron contratados para la franquicia, ambos se han visto fuera de los proyectos por diferentes razones… demasiados avatares para lograr una obra con cierta consistencia en un proyecto que debía salir adelante sí o sí por las fechas comprometidas con sus principales estrellas.

 

Carteles de ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo’

 

Crítica de ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo’

Bajo el título de Las crónicas de Blancanieves se inicia el ciclo de películas centradas en el personaje de el Cazador interpretado por Chris Hemsworth. Esta primera entrega viene a ser una precuela de la película dirigida por Sanders, y en ella se nos explica la infancia del Cazador bajo el helado reino de una hermana de Ravenna (Charlize Theron) herida emocionalmente por la pérdida de un hijo.

Aferrado el guión al socorrido recurso del equipo que viaja para cumplir una misión por tierras mágicas y desconocidas, la trama no tiene ninguna relevancia nada más que ver en acción a su cuatro guapos protagonistas, los dos ya mencionados y las incorporaciones de Emily Blunt como La Reina de Hielo, hermana de Ravenna, y Jessica Chastain como la esposa del Cazador.

Toda la película padece de una notable falta de coherencia interna en la que se acumulan hechos y personajes sin que el espectador encuentre mucha justificación acerca de lo que ocurre, probablemente fruto de la precipitación en el guión a cargo de Evan Spiliotopoulos y Craig Mazin. Algo que ni con una poderosa voz en off en el prólogo para situar la historia y explicarla es suficiente. Lamentablemente, el debut en la realización de Cedric Nicolas-Troyan, hasta ahora responsable efectos especiales de las películas Piratas del Caribe y Maléfica, tampoco es acertada, resultando completamente plana e irrelevante en las secuencias que no tienen efectos visuales, lo que provoca numerosas arritmias y lugares comunes frecuentes que ni el montaje consigue corregir.

La dirección de actores tampoco resulta afortunada, consiguiendo que Theron pierda toda la credibilidad conseguida con su personaje en la película precedente gracias a su capacidad para conseguir una gran tensión con apenas una mirada. Blunt, por desgracia, se ve afectada por las mismas indicaciones que le hacen gritar y gesticular a destiempo, mientras que Hersworth y Chastain permanecen todo el metraje perdidos en sus papeles a los que no saben si dotar de bravura, de amor o de humor.

Es difícil señalar algún rasgo positivo en esta cinta que probablemente se ha visto afectada por muchas circunstancias para conseguir ser satisfactoria y que apenas queda en una correcta colección de efectos visuales para espectadores no muy exigentes. Ojalá la franquicia pueda volver a su cauce  y que este filme que nos deja tan helados como el reino al que hace referencia su título sea sólo una anécdota.

 

Fotos de ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo’ con Chris Hemsworth, Emily Blunt, Jessica Chastain y Charlize Theron

 

Tráiler y clips de ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina de Hielo’

 

 

Compartir
Crítico y editor en CineCrítico. Adscrito a Online Films Critics Society.

Dejar respuesta

3 × cinco =