Día 2: ‘Vulcania’ y ‘Parasyte’

Crítica de Vulcania - SyFy 2016

 

Un día normal en un Festival

 

Con el impacto todavía del visionado de La invitación el día anterior, me presento en la mandanguera sala 1 del Cine de la Prensa el segundo día (para mi) de esta Muestra SyFy 2016 dispuesto a dejarme arrebatar por las películas de hoy bien pertrechado de cafeína y azúcar para aguantar hasta las dos o tres de la madrugada. Y el que no quiera, que se vaya a ver Canino… ;)

 

Crítica de ‘Vulcania’ de José Skaf

Con la presencia del director y casi todo el elenco en la sala nos enfrentamos al visionado de esta prometedora Vulcania, una producción de Zentropa Iberia (filial de la compañía fundada por Lars Von Trier) y dirigida por el joven José Skaf en el que parece es su primer largo de ficción tras varios trabajos de carácter documental.

Lamentablemente, las buenas vibraciones de su estética y argumento desaparecen pasados los primeros 15 minutos de visionado. El esfuerzo del equipo técnico y artístico no logra poner en pié de modo creíble ese mundo cerrado de una ciudad dividida en castas y dedicada exclusivamente a la fundición de acero que va destinado a un ignoto lugar lejos de allí.

Cartel de Vulcania - SyFy 2016

La metáfora social no funciona y la peripecia personal de sus protagonistas por descubrir qué sucede realmente allí y huir de esa explotación nunca termina de ser creíble. Demasiados lugares comunes, demasiada lentitud y reiteración en el guión y un bajo presupuesto dudosamente aprovechado por una realización plana, donde se echa de menos el lógico crescendo en el transcurso de la historia, echan a perder esta buena premisa, a la que tampoco ayudan los poco inspirados Aura Garrido, Miquel Fernández y Ginés García Millán.

Nos quedamos con la buena intención de hacer cine de sus creadores, a la que puede haber sobrepasado cierta ambición en el proyecto que no podía acometerse adecuadamente con tan pocos medios y experiencia. Justo lo contrario de lo que vimos ayer en La invitación.

 

Crítica de ‘Parasyte’ de Takashi Yamazaki

Iniciada la madrugada nos aprestamos a ver la primera parte de Parasyte, una película típica de festival de cine fantástico que mezcla varios géneros sin complejos para provocar al espectador.

Crítca de 'Parasyte' - SyFy 2016

La película de Yamakazi, primera parte de una serie que adaptan una conocida serie manga, da lo que promete desde su desconcertante cartel: mandanga a cascoporro y sin miramientos. Una invasión alienígena llega a Japón y se instala en los cuerpos de humanos convirtiéndoles en monstruos cuyas cabezas se abren y despliegan las más variadas formas para matar a quiénes les descubren.

Uno de los parásitos va a parar al cuerpo de un estudiante pero sólo llega a instalarse en su brazo por una providencial y fortuita intervención materna, lo que hace que su mano adquiera vida propia y se comunique con él, entablando una relación de amistad con su huésped y un entendimiento que les lleva a luchar contra el resto de alienígenas que no aprecian la sutileza de la existencia de los humanos.

¡No me he inventado nada! El argumento es ése, como en el manga original, y lo cumple a rajatabla mezclando sin pudor comedia, ciencia-ficción, terror, gore, amor materno y sexo adolescente. Un festival para cualquier espectador sin complejos que sepa apreciar unos buenos efectos especiales y una historia tan disparatada como rítmica, un canto a la verosimilitud interna que toda película debe conseguir. Y aunque parezca increíble, Parasyte la tiene.

Salgo del cine en la madrugada con la sensación de haber vivido uno de esos días normales en un Festival de cine que se precie, que es lo que se está transformando esta Muestra SyFy para los madrileños: un día de descubrir nuevos talentos y propuestas alejados de lo que vemos habitualmente en el circuito comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =