El remake de Scarface será dirigida por el cinesasta Pablo Larraín

La nueva remake de Scarface (El precio del poder) ya tiene director. La Universal ha encontrado quien realice la nueva versión de la mítica película protagonizada por Al Pacino hace más de 30 años atrás.

El cineasta elegido para esta labor es nada más y nada menos que el director chileno Pablo Larraín, quien dirigió también la película No, que estuvo nominada a los premios Oscar de la Academia como mejor película de habla no inglesa.

La nueva remake de Scarface dará una vuelta de tuerca a los orígenes de Tony Montana (o Camonte en la película de 1932), también adaptándose los tiempos que corren.

En la primera Scarface, la de los años 30, el protagonista era italiano y tenía su imperio en la ciudad de Chicago, mientras que en la segunda película que trabaja Al Pacino, Tony era un inmigrante ilegal cubano que formaba un imperio mafioso en Miami.
En esta versión de la historia, Tony será un inmigrante mexicano que llegará a Los Ángeles para establecer su reinado mafioso.

La nueva remake de Scarface es guionada por Paul Attanasio, producida por Marc Shmuger y Marty Bregman, siendo este último uno de los responsables de la película de 1983.

En cuanto a los protagonistas, la productora está en la búsqueda de un actor latino y bilingüe que encarne al mafioso Tony (de apellido desconocido por el momento). Los nombres que resuenan en esta oportunidad son los de Oscar Isaac, Edgar Ramírez y Michael Peña, pero los responsables no descartan el contratar a un rostro menos conocido para realizar este papel.

Compartir
Redactora en Cinecrítico.

Dejar respuesta

uno × cuatro =