Terapia para dos, el amor sobre el diván

Terapia para dos (Divã a 2, 2015) es una coproducción brasileña-argentina bastante interesante dirigida por la cineasta Paulo Fontenelle.

Esta comedia romántica cuenta de forma sencilla pero muy efectiva los episodios de amor y desamor por los que pasan muchas parejas que hace años que están juntos y atosigados por la rutina y los reproches.

Relata las vivencias que se experimentan ante una ruptura, lo que implica volver a salir al “mercado” para encontrar un nuevo amor y la disyuntiva entre hacer esto o intentar reconquistar a la ex pareja.

La película narra la historia de Eduarda y Marcos, mediante escenas en donde se los ve en sesión de terapia, las cuales construyen el discurso de la misma, además de lo que se muestra en acciones.

Sinopsis de Terapia para dos

Eduarda (Vanessa Giácomo) y Marcos (Rafael Infante) pasan por un momento muy complicado en su relación. Cada uno tiene sus cosas, ella vive corriendo pendiente de los horarios y las rutinas que le implica su profesión de ortopedista, dejándole muy poco tiempo libre.

Él, en cambio, vive mucho más tranquilo, tiene el beneficio de manejar una agenda liberada ya que es jefe de una empresa organizadora de eventos, por lo que la noche le resulta el momento más importante para olvidarse del trabajo y relajarse.

Con sus vidas tan opuestas, uno con muchas cargas y otro con menos, atraviesan una crisis. Deciden hacer terapia por separado como último recurso para resolver su situación y ser capaces de poner en palabras lo que a cada uno le pasa. Pero una última gota rebalsa el vaso y los separa de forma definitiva… o al menos es lo que ellos creen y esperan.

Terapia para dos se ha estrenado recientemente en la Argentina, y aún no hay fecha definida para España.

 

Compartir
Redactora en Cinecrítico.

Dejar respuesta

quince − 5 =