Léa Seydoux y Vincent Cassel en ‘La bella y la bestia’

cartel_la bella y la bestia 2014

Léa Seydoux y Vincent Cassel se meten en la piel de La Bella y la Bestia, la adaptación del popular cuento de hadas dirigida por Christophe Gans, que se estrena el 14 de marzo, un mes después de su estreno mundial en el Festival de Cine de Berlín (Sección Oficial fuera de concurso).

Christophe Gans y Sandra Vo-Anh firman el guión de la adaptación del cuento inmortal escrito por Madame de Villeneuve, publicado anónimamente en 1740 bajo el título de “La Jeune Amériquaine et les contes marins”. A diferencia de las versiones de Jean Cocteau (1946) y Walt Disney (1991), la película de Christophe Gans se basa en el texto original.

La bella y la bestia narra la historia de una familia en crisis, arruinada y despojada de todas sus pertenencias. Arruinado tras perder su fortuna en el mar, un mercader se ve obligado a trasladarse al campo con sus seis hijos. Durante un arduo viaje, el mercader descubre el reino de la Bestia (Vincent Cassel), quien le sentencia a muerte por robar una rosa. La benjamina de los hijos del mercader, Bella (Léa Seydoux), decide sacrificarse y ofrece su vida a cambio de la de su padre. Al llegar al castillo de la Bestia, Bella no encuentra la muerte, sino una extraña vida llena de magia, felicidad y melancolía.

Durante el tiempo que Bella pasa en el castillo de Bestia, conocerá, en sueños, fragmentos del pasado de Bestia y con esas piezas del puzle recompondrá la trágica historia de una criatura salvaje y solitaria que antaño fue un príncipe. El que el poder de los sueños y el amor se erigen como el mejor antídoto contra la envidia y la ambición.

El director francés piensa en la película “como en una metáfora de la situación actual. Los cuentos de hadas nos permiten presentar un conjunto de valores que no pierden vigencia con el paso del tiempo. “La bella y la bestia” habla, entre otras cosas, del poder de los sueños y del amor y de cómo utilizarlos para vencer al materialismo y la corrupción”. “Ha llegado el momento de rendir homenaje a la historia de Madame de Villeneuve. Este es un cuento muy contemporáneo, en el que el romanticismo de esta historia de amor encierra también un importante mensaje sobre la esperanza”, añade el realizador.

El reparto de La Bella y la Bestia lo completan el español Eduardo Noriega (como Gastón), André Dussollier (como el padre de Bella), Myriam Charleins, Audrey Lamy, Sara Giraudeau e Yvonne Catterfeld.

EL RODAJE

La cinta se ha rodada en plato con decorados y cromas a los que, posteriormente, se le han añadido efectos digitales. Lo que permitió que el rodaje durase apenas 57 días. No obstante, Vincent Cassel tuvo que realizar trabajo doble. Como cuenta Christophe Gans “sometimos a Vincent a un tratamiento poco habitual. Grabamos su interpretación en dos tandas. En el plató llevaba el traje de Bestia y compartía escenario con Léa, pero un mes después nos trasladamos a Montreal para grabar las escenas para la captura de movimiento facial. Tuvo que repetir la actuación pero sin moverse y delante de varias cámaras”. Durante la postpoducción se mezclaron ambas imágenes y se consiguió dar vida al personaje de Bestia cuya pieza fundamental de caracterización es la máscara diseñada por Patrick Tatopoulos y construida por Steve Wang. “Me gustaría señalar que la máscara no se ha creado por ordenador, la fabricó manualmente un equipo que se pasó cientos de horas insertando los pelos uno a uno”, señala el realizador francés. Así se evitó someter a Vincent Cassel a larguísimas sesiones de maquillaje.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =