Cómo hacer una sala de cine en casa

Cine en casa

Hacer una sala de cine en casa no tiene por qué ser demasiado caro o complicado. Si todavía está viendo la televisión en una pantalla pequeña y altavoces de mala calidad, es hora de actualizar. En estos tiempos en que nos hemos visto obligados a permanecer en casa en actitud responsable, disponer de un ocio de calidad en casa se ha vuelto imprescindible. A continuación, vamos a repasar qué necesitaría.

Hay algunos componentes básicos para cualquier configuración de cine en casa. En este caso, cuando decimos “cine en casa”, no estamos hablando de poner una sala de cine completa en su hogar, sino que solo estamos describiendo cómo mejorar su sistema de entretenimiento en casa.

¿Qué necesito para una sala de cine en casa?

Asumiremos que ya tiene algunas cosas como una consola de juegos o un reproductor de Blu-ray que, evidentemente, necesitará para reproducir contenidos. Nuestro cine en casa será un poco básico, puedes hacerlo más grande y mejor si tienes el presupuesto y el espacio, pero es un buen comienzo si no tienes ambos. Veremos cómo comprar los mejores componentes sin arruinarnos, esta es una lista breve de lo que necesitará y te recomendamos visitar cinedesalon.com para resolver dudas y chequear los mejores precios.

Televisor HDTV / Smart TV

Puede que ya lo tenga pero si su televisor es parte del problema, es hora de solucionarlo. Un televisor nuevo tampoco tiene por qué significar una pantalla más grande; los últimos televisores son extremadamente delgados y livianos, lo que los hace fáciles de mover si es necesario, y vienen con funciones inteligentes como transmisión de Internet incorporada, conectividad Wi-Fi a sus otros dispositivos, recordatorios de sus programas favoritos o grandes eventos, y mucho más.

Receptor o concentrador

Es el concentrador que maneja todo el video y audio de su sistema. Sus consolas, pantallas, decodificadores, etc. se conectarán al receptor, y el receptor enviará el video a su televisor y el audio a sus altavoces. Un buen receptor permite un sistema más organizado y conecta cualquier dispositivo nuevo que integres a tu equipo para administrarlo.

Altavoces y/o barra de sonido

Una sala de cine en casa controla tanto el video como el audio. No subestimes el papel del receptor en esto, pero conseguir un par de altavoces decentes que sean adecuados para el espacio que vas a habilitar hará que todo lo que veas suene mejor.  Hay altavoces extraordinarios de todos los precios y tamaños, por lo que no tiene que preocuparse de que solo porque tenga un espacio pequeño o un presupuesto ajustado no pueda disfrutar de un sonido excelente.

Las barras de sonido también aumentan la calidad pero son más interesantes como complemento de los altavoces. Sin embargo, si está buscando una forma asequible y que ahorre espacio para agregar un sonido excelente a su sistema de cine en casa, considere una barra de sonido. La mayoría de las barras de sonido modernas están alimentadas y amplificadas, por lo que no necesitará un receptor. Conectará todos sus dispositivos a su televisor y luego emitirá el sonido de su televisor a la barra de sonido. 

Cables, cables, cables…

Si está pensando que con los que cables que proporciona cada equipo tendrá suficiente, está equivocado. No sólo puede encontrar que no son de la longitud suficiente, sino que una pequeña inversión en un cable de calidad de vídeo HDMI para la pantalla o Ethernet para la conexión a Internet pueden suponer una mejoría notable en su sala de cine en casa por poco dinero. También para los altavoces. Ah, y tenga siempre cables de repuesto, esto le puede ahorrar quedarse sin cine en casa durante unos días por algún descuido o rotura menor en alguno de ellos.

Rotulador y etiquetas

Sorpresa… esto no se lo esperaba. Configurar una sala de cine en casa no es sencillo y no sólo conviene tenerla bien organizada y segura, también conviene recordar pasado el tiempo qué hace cada cable y para qué, así como su tipo y modelo. Por ello es importante disponer de etiquetas adhesivas y un rotulador que nos permita señalar qué hace cada cable, dispositivo y conexión que hemos configurado, quizá también alguna alerta de dónde no hay que ponerlo… lo que sea para que dentro de unos meses esa configuración que tanto nos ha costado crear no se vuelva de nuevo un rompecabezas ininteligible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cinco =

Acepto la Política de privacidad