Gente Corriente o la peor profesión del mundo

Desengañaos, la interpretación es la peor profesión del mundo.

Un actor no descansa. Nunca.

Un actor renuncia a tener una personalidad, un carácter, para poder absorber el de los demás.

Se puede estudiar para ser actor, sí. Pero ser actor es algo vocacional. Jamás conocerás a alguien que diga:

  • “Estudio para ser actor”
  • “Soy aspirante a actriz”
  • “Me estoy preparando para ser intérprete”

Jamás.

Un actor es actor desde el primer minuto que decide serlo, haya trabajado ya como tal o no.

Alguien te sirve una copa en un bar y te dice “Soy actor, esto es temporal”. Y creéle, es cierto. Y así en casi todos los locales de las grandes ciudades. Un actor lo es en cada segundo de su vida, aunque esté trabajando como administrativo en una sucursal bancaria.

Aquí tenéis una prueba. Actores haciéndose pasar por gente normal, corriente. Ese es su gran papel.  Como si no supieramos que no lo son.

[Clic para ver álbum / 2º clic para ampliaciones]
Parpadeos: Gente Corriente
 

 

La próxima vez que hables con un actor, préstale atención. Es alguien excepcional.

Compartir
Críticas de cine, cartelera, estrenos de cine, tráilers y rodajes. Las noticias de cine más esperadas y las novedades de la industria cinematográfica con una mirada crítica.

Dejar respuesta

tres × cuatro =