¿Haciendo tu propia sala de cine en casa? ¡Te decimos como hacerlo!

Cine en casa

Tener un teatro en casa utilizando mini proyectores es la mejor forma de disfrutar de una experiencia de alta definición en tu propio hogar. Si bien no es difícil organizarlo, hay que considerar diferentes elementos que los que se tendrían en cuenta a la hora de organizar una sala de cine en casa con una smart TV tradicional.

Por suerte, la instalación de un equipo de cine en casa no resulta más difícil que los métodos más convencionales. No obstante, es necesario planificar con más detalle. Lo que no se puede esperar es sacar el proyector de la caja y empezar a ver películas como se haría con un televisor. Lo importante es pensar detenidamente en el diseño antes de empezar a adquirir todo el equipo, de modo que sepas en qué invertir y cómo hacer de tu espacio el mejor cine en casa posible.

Así, podrás definir la distribución de tu presupuesto y cómo hacer que tu espacio sea el mejor cine en casa. Cada hogar tiene su propia particularidad en cuanto a gustos, distribución y adaptación de instalaciones. Una vez que precises cuál será la ubicación de los equipos, desde donde vendrá la iluminación y las respectivas conexiones para su buen funcionamiento, podrás tener la sala de cine que tanto has querido.

Evalúa el espacio que dispones

Es muy posible que necesites reorganizar algunas cosas cuando cambies el televisor por un proyector a tu sala de cine. En este sentido, hay dos elementos que tendrás que ubicar primero: la pantalla que usarás y el proyector en sí.

En el momento de instalar un proyector de cine en casa, una de las principales ventajas es la forma en que hay que ver la luz. Debes tener en mente las zonas de luz fijas, por ejemplo, las ventanas y las luces fijas. Mientras menos iluminación llegue a la bombilla del proyector y a la pantalla, más clara y cristalina será la imagen.

Por otro lado, la mayor diferencia es que no hay que conformarse con un solo tamaño de imagen. En función de la programación de la bombilla y de la separación entre la lámpara y la pantalla, la mayor parte de los proyectores permiten una gran variedad de tamaños de pantalla.

A mayor tamaño de la pantalla, mayor será la separación entre la lámpara y la pantalla, y más sensible a la luz será la imagen. Para obtener una pantalla de gran tamaño en un espacio más reducido, deberás elegir un proyector de poca distancia, lo que implica un gasto mayor.

Finalmente, ten en cuenta dónde estarás sentado. La luz del proyector debe llegar a la pantalla sin obstáculos. En caso de que quieras colocar el sofá en medio del proyector y la pantalla, considera la forma de elevar el foco del proyector hacia arriba, por encima de las cabezas de los demás.

Elegir bien la pantalla

Si no tienes suficiente presupuesto, puedes reflejar la imagen de un proyector directamente en la pared. Ahora bien, si vas a montar un cine en casa nuevo, vale la pena invertir algo de tu presupuesto en una excelente imagen, con alta definición preferiblemente.

Hay que tener en cuenta la importancia de la pantalla, para su experiencia visual. Además, algunas pantallas de proyector están pensadas precisamente para aumentar el contraste o perfeccionar la definición de la imagen, lo cual puede ser de vital importancia en salas con gran cantidad de luz ambiental.

Cómo desea visualizar la imagen

cine en casa

Seguramente, esta es la opción que no varía mucho cuando se sustituye un televisor por un proyector. Lo importante es adquirir un modelo compatible, con la manera en que desea ver toda la programación que tanto ha esperado ver.

Si ves sobre todo a través de un stick de streaming, una consola de juegos o un decodificador, el conector HDMI estándar que tienen todos los equipos de cine para casa se adaptan a lo que necesitas. Eso sí, no en todos los casos habrá una opción para VGA, MHL o streaming inalámbrico, de modo que conviene asegurarse de revisar esa función si la necesita.

Elige el sonido que más se adapte a tu sala de cine

La mayoría de los altavoces de estos televisores son lo bastante poderosos para ofrecer un sonido adecuado en una habitación promedio. En cambio, los proyectores son dispositivos de menor tamaño y sus altavoces de 10 vatios no ofrecen la calidad necesaria.

La utilización de altavoces externos puede ser opcional, pero son necesarios si se utiliza un proyector. En caso de que ya tengas uno, comprueba que el proyector que compres sea compatible con los conectores que traen originalmente.

Considera el presupuesto y lo que necesitarás

Realiza una pequeña selección de todo lo que necesitarás adquirir para hacer realidad tu cine hogareño. Así sabrás qué equipos necesitarás para organizar tu propio plan. Por lo menos, precisarás el proyector y la pantalla. Puede que también debas adquirir un equipo de sonido y accesorios periféricos, como un soporte de techo o cables adicionales.

Ten en cuenta, sin embargo, que alguien tendrá que instalar estos equipos. Si no eres un experto en la instalación, es posible que quieras confiar este trabajo a un profesional, sobre todo si quieres que los cables atraviesen las paredes o se relacionen con el sistema eléctrico de tu casa.

Cuando se trata de la instalación, la decisión de si necesita o no una intervención profesional es la más importante. Inclusive, la mayor parte de los equipos son lo bastante sencillos como para que alguien con un poco de experiencia en electrónica y arreglos caseros pueda hacerlos.

Habiendo adquirido tu sistema completo para disfrutar de un cine en casa, en adelante solo tendrás que decidir si lo haces por tu cuenta o si realmente necesitas mano de obra especializada. Lo verdaderamente importante es que tu adquisición sea todo lo que habías querido, sonido digital, imágenes cristalinas y horas interminables de esparcimiento y disfrute completo desde la comodidad de tu hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − nueve =

Acepto la Política de privacidad